Septiembre 27, 2020

Aprendiendo a elegir la mejor cerradura para nuestras puertas principales

Cuando culminamos nuestra jornada laboral, deseamos descansar en la comodidad de nuestro hogar, y eso se logra instalando los mejores dispositivos de seguridad que nos podamos costear; un buen ejemplo a mencionar son las cerraduras.

Se trata de elementos a los que se les debe dedicar una buena parte nuestros ingresos en el momento de la compra, instalación y mantenimiento, para poder acceder a la privacidad que nos prometen en el hogar, negocio u oficina.

Sustituirlas puede resultar una operación sencilla siempre y cuando cuentes con los conocimientos y herramientas necesarias para hacerlo. Por eso muchos propietarios no quieren arriesgarse y buscan la ayuda de profesionales experimentados en el área de la cerrajería.

Pero, ¿cómo elegimos la mejor cerradura posible para nuestras puertas principales? A continuación te nombraremos algunos consejos que debes seguir para que tu elección sea sabia y no te lamentes por ella en un futuro.Aprendiendo a elegir la mejor cerradura para nuestras puertas principales

  1. Conocer el sistema de instalación

Son muchos los modelos y tipos de cerraduras que se encuentran disponibles en el mercado. No obstante las cerraduras más comunes son las de empotrar, las de sobreponer, los cerrojos y los candados, y de allí parten otros subtipos que han cobrado relevancia en los últimos años.

En el caso de las cerraduras de sobreponer, son ideales para puertas que no requieran de mayor seguridad, como es el caso de las puertas interiores, puertas de oficinas, cobertizos, invernaderos y muchas otras.

Ahora bien, las cerraduras empotradas son un tanto más seguras pues no son tan visibles y se les pueden incluir dispositivos adicionales que las asistan en el cierre de las puertas. Los cerrojos son buenos como cerraduras adicionales.

  1. Comprobar el material de la puerta

Las puertas principales se encuentran elaboradas en materiales como madera, metal, vidrio, PVC o la combinación de varios. En función del material de la puerta existen cerraduras que se adaptan a la arquitectura de las mismas, por lo que deberemos ser muy selectivos en este caso.

Cada tipo de puerta tiene un grosor diferente, lo que hace que la elección de la cerradura sea un poco más complicada, y por eso se recomienda la asistencia de un profesional de la cerrajería. Si se elige una cerradura con manilla, eso es opcional para el propietario.

Incluso para la elección de un bombín, se debe tener en cuenta el material de la puerta, por lo que cuando existen fallas en los mismos, se debe contemplar la elección del mejor ejemplar incluso con meses de anticipación antes de instalar uno nuevo.

  1. Medir la cerradura

Cuando se instala una cerradura por primera vez en una puerta, sea nueva la puerta o la casa, esto no es problema si llamamos a un profesional de la cerrajería para que ejecute la tarea. Pero si la cerradura presenta problemas, entonces nosotros seremos quienes tengamos que medirla.

En Internet se encuentran disponibles numerosos tutoriales que nos ayudarán a medir una cerradura de la mejor manera. Conocer los componentes de una cerradura sirve de ayuda para realizar esta labor, utilizando al menos un diagrama descriptivo con dichas partes.

Por ello te mostramos una manera fácil de medir tus cerraduras, a través del siguiente video:

error: Content is protected !!