febrero 29, 2024

Puertas acorazadas y su clasificación

Las puertas acorazadas son la mejor alternativa en cuanto a seguridad de una vivienda u oficina, sin embargo, ellas, a su vez, se clasifican en diferentes grados, para indicar cuáles son los modelos con mayor resistencia a los ataques que realizan los delincuentes al intentar robar un inmueble.

Cuál es la normativa vigente acerca de la seguridad de puertas acorazadas

En la actualidad, existen dos clases de normativas que rigen la seguridad de las puertas de seguridad, son Norma Europea UNE-EN 1627:2011 y Norma Española UNE 85160:2017. Para los expertos, ambas normas son complementarias.

La Norma Europea clasifica la puerta en grados, en una escala desde el 1 al 6, siendo el 6, el de mayor seguridad. En cuanto a la Norma Española, maneja un código de seis dígitos, cada uno de ellos con una letra o número, acorde a los resultados obtenidos durante las pruebas.

En España, la Norma Española exige que una puerta acorazada esté certificada previamente con la Norma Europea, con un nivel mínimo de grado 3.

¿Qué grados maneja la puerta acorazada?

Los fabricantes manejan dos clasificaciones, la primera hace referencia a la resistencia de la estructura a un ataque, y quedó establecida en 5 grados.

  • Grado 1. Con una resistencia nula ante cualquier ataque.
  • Grado 2. Resistencia baja. Resiste un promedio de 3 minutos, ante ataques con herramientas simples, como destornilladores de menos de 25 cm, cuñas, alicates y cuchillos.
  • Grado 3. Resistencia media. Resiste durante 5 minutos ante las herramientas simples mencionadas anteriormente, además de la pata de cabra, martillo de cerrajero de 200 gramos y cinceles.
  • Grado 4. Resistencia aceptable. Resiste durante 10 minutos ataques con todas las herramientas antes mencionadas, aparte de cortafríos de 25 cm, formón, tijeras de cortar chapa, hacha, taladro.
  • Grado 5. Máxima resistencia. Su resistencia es de 15 minutos ante el ataque de las herramientas anteriores, además de una amoladora, sierra de sable y taladro de 650 W con brocas de punta de carburo.

Otra clasificación que se emplea con frecuencia, es la relacionada con la resistencia del sistema de cierre frontal al ataque manual, que se divide en tres grupos, de la A hasta la C, y la C, es la que proporciona mayor resistencia.

  • Grado A. Ofrece resistencia media ante herramientas profesionales para realizar ataques sin ruido, tales como extractor de cilindro, ganzúas, imán de neodimio, entre otros.
  • Grado B. Son los sistemas de cierre de resistencia alta, ideal para herramientas con ruido, como el radial, sierra de sable bimetal, taladro eléctrico de metal duro y todas las herramientas del grupo A.
  • Grupo C. Se consideran sistemas de cierre de resistencia máxima ante las herramientas mencionadas en los primeros dos grupos. Además de, amoladora recta, broca cuadrada de carburo, fresa espiral de acero duro.

Grados de protección recomendados para cada tipo de inmueble

Una vez que se conoce la clasificación de las puertas acorazadas, se indicará cuáles son los grados de protección que recomiendan los profesionales, en función al tipo de inmueble.

  • Grado 1 y 2. Es ideal para viviendas.
  • Grado 3. Lo recomiendan para edificios de viviendas que se consideran de riesgo alto, villas señoriales, oficinas de edificios industriales.
  • Grado 4. Para negocios que manejen mercancía de alto valor, como bancos y joyerías.
  • Grado 5 y 6. Son las que se utilizan para instalaciones que requieren la máxima seguridad, como zonas militares y plantas nucleares.