febrero 28, 2024

Conoce la diferencia entre el sensor de movimiento y detector de presencia

Nadie está libre de sufrir un robo, por lo que hay una gran multitud de dispositivos de seguridad para proteger el hogar y no dejárselo fácil a los ladrones, es por ello que el sensor de movimiento y el detector de presencia hará que el hogar se sienta más seguro.

Sin embargo, es importante conocer las diferencias que existen en cada dispositivo y así los propietarios tendrán la tranquilidad de seleccionar la mejor opción según sus necesidades.

Sensores de movimiento y sensor de presencia

En este artículo se presentarán las principales diferencias entre ambos, porque aunque no tienen el mismo uso pueden llegar a confundirse, para comenzar hay que tener muy claro que son dispositivos capaces de identificar cualquier cambio en el lugar en el que está instalado, por eso es útil para evitar robos o enviar una alerta de forma inmediata a propietario o si hay intrusos en casa notificar de inmediato a la policía.

Antes de instalar un sensor de movimiento o un detector de presencia en casa es importante tener en cuenta algunas características en la vivienda:

Dimensiones: hay que contar con suficiente espacio para colocar un sensor de movimiento o detector de movimiento, esto dependerá principalmente del tipo de dispositivos que se quiera instalar, no es lo mismo instalar un detector de movimiento en el pasillo que un detector de humo en el techo de la propiedad.

Ubicación: el sensor de movimiento hay que colocarlos en la pared a dos o tres metros de altura para que tenga un buen ángulo y el detector de movimiento hay que instalarlo donde sea común que pasen las personas.

Contexto: no es lo mismo instalar un dispositivo de este tipo en un espacio privado como lo es el hogar que en un espacio público, esto también es importante tenerlo en cuenta para saber qué tipo de sensor o detector de movimiento es recomendable según sea la situación.

Diferencias específicas entre sensor de movimiento y detector de presencia

Ambos elementos sólo tienen una cosa en común y es que ambos tienen temporizadores, además cada dispositivo tiene algunas funciones específicas, el sensor de movimiento se enciende o se apaga al detectar el calor de las personas y de ciertos objetos, y al incorporar una alarma o cámara detectará el movimiento en función del campo de visión.

Temporización: ambos dispositivos se activarán durante un tiempo determinado, de esta forma se puede detectar cuando se produce alguna alteración en el ambiente, en diferentes ocasiones puede ocurrir que no se activen por algún tiempo, pero no quiere decir que no funcionen, sino que no todos los detectores son iguales.

Sensibilidad: a diferencia del sensor de movimiento, el detector de presencia es sensible a la luz o al calor y este actúa como un sistema de vigilancia, ya que detectara si alguien está merodeando la propiedad, este último se activará al detectar energía infrarroja activando la alarma.

Luminosidad: la luz es un factor clave al momento de elegir entre un sensor de movimiento y un detector de presencia, ya que el detector de luminosidad no funciona igual en cualquier parte, el detector de movimiento mide constantemente la intensidad de a luz, pero el sensor de movimiento no es tan riguroso.

Finalmente, ambos dispositivos se modernizan constantemente, por lo que siempre ofrecerán servicios necesarios para la seguridad y la tranquilidad que se necesita en la propiedad.